Financial Times, un anónimo y el destino del periodismo

3 oct 2010

La semana pasada una noticia se adueño de los medios de comunicación españoles. El miércoles Financial Times, el periódico de referencia de los inversores financieros en todo el planeta lanzó un órdago a España. En su blog FTAlphaville publicó el contenido de un mail que ellos mismos calificaron de “profundamente anónimo” en el que argumentaba que España había mentido en su contabilidad nacional. Y que según, los cálculos del “anónimo” el pib entre 2007 y 2009 no había caído un 3,1%, sino más de un 17%. O sea, la cosa no era cuestión de unas centésimas por aquí y por allá, sino de un terrible maquillaje que convertía a España en uno de los peores países del planeta.

 Desde la publicación de post los comentarios, cuestionaron su fiabilidad. Los datos y las estadísticas que comparaban eran como lo de mezclar peras con manzanas. Ya nos decían en primara que no se podía hacer. Pero allí estaba la aberración, colgada en la página web de uno de los periódicos más prestigiosos del mundo, que se ha ganado su prestigio a base de años de información exhaustiva y certera.

En España, el Instituto Nacional de Estadística  y el Gobierno, seguidos de los principales economistas ,echaban pestes sobre el post. El ejecutivo exigió oficialmente que se retirara el contenido del mismo, pero eso no ocurrió hasta pasadas las siete de la tarde con los mercados financieros europeos más que cerrados.

La información era mentira, pero estuvo todo el día en la web. Era mentira y además provenía de un correo electrónico cuyo autor se desconocía. Pero eso no evitó que fuera publicada. Por suerte, el día estuvo cargado de noticias y el asunto era tan burdo que no afectó a los mercados españoles. Pero podría haberlo hecho. Esa información anónima y no contrastada podría haber disparado la prima de riesgo española y por lo tanto los interés que el país para financiarse, y después de varios escalones eso llega a las familias trasformado en más impuestos. Y todo, por una curiosa versión del periodismo ciudadano. Ese que envía información a los medios sobre cualquier tema y los periódicos en aras de la modernidad y con la bendición de santa Nuevas Tecnologías, pues no dudan en publicarlo sin esperar confirmación.

Amorosa rectificación

El incidente se saldó con el más aberrante de los estilos. El cinismo y la chufa más barriobajera. FTAlphaville retiró el contenido del anónimo, pero dejó activo el chat para que los interesados pudieran seguir conversando sobre el asunto. Y eso sí, colgó la imagen de un perito ataviado con una camiseta en la que se leía “I love Spain”.

 Si la información del mail anónimo era tan buena, ¿por qué no se publicó en papel? ¿Por qué se dio en el blog al que más caso hacen los inversores, pero sólo online? ¿En qué parte del manual periodismo on line dicen se explica la regla de vale mentir y además cachondearse del ultrajado…? Supongo que alguno la jusficará con que la web necesita un toque de informalidad, que era un guiño. Seguro que habrá interpretaciones para todos los gustos, pero lo cierto es que el mensaje, (para mí, el peligroso mensaje) que la Financial Times es: señores en Internet vale todo.  Las mentiras y las manipulaciones tienen cabida en nuestra web, así que hagan juego…

Si el papel está herido de muerte y el periodismo on line nace manchado de ‘sangre’ ¿Cuál va a ser el destino del periodismo?